ARMAS DE TAI CHI

El objetivo del trabajo con armas en Tai Chi, es ayudarnos a realizar una formación completa, tanto a nivel físico, como marcial y de defensa personal.

Entre los beneficios que proporciona la práctica de las armas, podemos incluir la mejora de la coordinación, concentración y capacidad de reacción. Mayor control de la ansiedad, dominio de la consciencia del espacio, utilización del ritmo y del tiempo, actitudes que, interiorizadas, nos ayudarán en el aprendizaje de otras disciplinas o prácticas.




EL ABANICO, FAN

El abanico es una de las armas tradicionales utilizadas en el Wushu tradicional, el abanico que se emplea en Wushu es mas robusto que el tradicional occidental, convirtiéndose en un arma sofisticada en manos de un experto.

En la antigua sociedad china permitía defenderse aplicando diversas técnicas. Plegado tenía las ventajas de un arma curta, utilizándose para desviar, golpear, luxar, pinchar, coger, estrangular, etc.

Las varillas tradicionalmente eran de hierro, acabadas en corte, lo que permitía aplicar técnicas propias de un arma blanca pero con la posibilidad de abrirlo para cortar o serrar.

Las formas de Tai Chi Fan tienen una gran vistosidad y dificultad, con giros, equilibrios, patadas y golpes de puño. Los principios son los mismos que los de la mano vacía, por lo que se aconseja dominar primero alguna forma.

EL SABLE, DAO

Traducido como cuchillo es un arma principalmente de corte, precursora de la katana japonesa. Encontramos su origen en el II milenio a.C., justo en la edad de bronce china, en una sociedad donde las artes y las ciencias, como en el caso de la metalurgia, estaban muy desarrolladas, con una técnica superior al resto de las culturas. De hecho la forja laminada y bimetálica de hierro y bronce otorgaban a sus armas dos características esenciales: flexibilidad en la vena central y dureza en los cortes.

El sable tiene la ventaja de ser un arma robusta y no necesita la maestría de la espada, que también es mas débil a las envestidas de otras armas. Por esta razón los combates solían ser de sable contra sable o sable contra lanza.

La forma de sable está muy orientada al trabajo contra arma larga (lanza), por lo cual está llena de saltos y velocidad, para acortar las distancies con el contrincante.

La forma de sable ayuda a desarrollar la energía dentro de la calma, ya que exige la máxima coordinación de todo el cuerpo para sacar el máximo poder de su fuerte hoja, fluir con el movimiento y expresar el fajin dentro de la relajación, siguiendo los movimientos impulsados por la fuerza en espiral, actuando con la intención y con espíritu marcial.

DOBLE SABLE, SHUANG DAO

El trabajo con doble arma, añade una gran dificultad a las formas y requiere un gran dominio del cuerpo. En el camino para dominar el doble arma hay un intenso trabajo que ayuda a mejorar la coordinación, la fuerza de las muñecas y brazos, pero lo mas interesante es que mejorarán otras capacidades marciales en mano vacía, arma simple y doble arma.





LA ESPADA, JIAN

Es un arma de hoja recta. Moderadamente larga, de doble corte y prácticamente sin cruz, utilizada desde el II milenio a. C.

Su desarrollo fue paralelo al de la metalurgia del bronce, por este motivo las espadas fueron ganando longitud, dureza y flexibilidad. Llegando incluso a realizarse versiones para ser empuñadas a dos manos, antes de nuestra era, hacia el siglo III a. C. Hecho que no ocurrió en Occidente hasta bien entrada la metalurgia del acero en Europa.

Desde el principio, la espada Jian, se convirtió en el arma por excelencia de los nobles, aristócratas y militares importantes.

La espada es costosa de fabricar, y requiere un gran dominio de la técnica (esgrima). Por esta razón no es de estrañar la gran popularización del Dao (sable) entre las tropas de montaña y de a pie.

Hacia el siglo III, el Jian dejará de utilizarse mayoritariamente a favor del Dao y sus múltiples variantes. Por lo tanto, el Jian se mantendrá como un arma aristocrática, y se continuará fabricando para los nobles y emperadores.

En la práctica de la espada, se trata de incluir su conexión en el cuerpo, extendiendo la consciencia e intención através de ella, convirtiéndola en una extensión de nuestro cuerpo.

LA LANZA, QIANG

Es, quizás, la herramienta y el arma más antigua que usaron los hombres, se remonta a miles de años y fue evolucionando del bastón o el palo al afilar la punta en una lanza, útil para lanzar y cazar.

La práctica con lanza refuerza las muñecas y hombros, flexibiliza los brazos y mejora la coordinación de pies, manos y cintura. Además, ajuda a mejorar la propiocepción y a ubicarnos en el espacio para calcular las distancias.

La lanza nos obliga a concentrarnos en la punta, lo cual requiere dominio del cuerpo y nos obliga a hacer posturas estables para realizar los golpes, cortes y esquivar al contrincante. El sentido de la distancia hacia el adversario es muy importante para no situarnos demasiado lejos y conseguir nuestro objectivo o, si estamos demasiado cerca, lo que imposibilita la utilitzación de la punta, nos obligaría a golpear con las diferentes partes del arma.


¿Necesitas material para la práctica del Tai Chi? En Ceitai encontrarás todo lo necesario para equiparte.